Constitución de los vivos versus la Dictadura de los muertos

Autor: Dr. Itzjak Calafi, Barcelona

Todos los pueblos y naciones de la tierra al promulgar y articular sus leyes y constituciones han basado su soberanía en una elite –aristocracia, oligarquía, partido comunista, fascista, u otros, casta militar, aristocracia-, o en el pueblo en su conjunto –democracia-, o en el poder absoluto del rey –monarquías absolutistas- o del tirano de turno. Todas las naciones, excepto una: Am Israel.

 La sede de la soberanía en el judaísmo no se encuentra ni en los cohanim, ni leviim, ni en el monarca, ni en una elite de la nación, ni en el pueblo en su conjunto. La soberanía reside sólo y únicamente en el Eterno. Sólo D-s es legislador, y sólo el pueblo es su intérprete sobre la tierra; ese es el ideal de la Torá.

 La Torá es la Constitución que el Eterno ha dado a Su Pueblo. El Primer artículo de nuestra Constitución dice: Yo soy Ado-nai, tu D-s, que te he sacado de la tierra de Egipto de la Casa de servidumbre [Devarim 5:6]

 Con el transcurrir del tiempo, y al cambiar plenamente las condiciones históricas y materiales, las naciones, bien sea el pueblo en su conjunto, o sus elites, alegan que esas constituciones y leyes antiguas fueron aprobadas por gente que hace años, décadas o siglos, ya no viven, por lo que son caducas y no son de obligado cumplimiento.

 Esas constituciones son la dictadura de los muertos, por lo que es necesario cambiar las leyes para los vivos. Si perdurasen todavía estarían las leyes de los helenos, del Imperio Romano, de la Antigua Persia, del Imperio Bizantino, del Imperio Carolingio, etc, etc, y que esto haría inviable cualquier cambio y modernidad y justicia social.

 Pero la Torá, la Constitución de Am Israel, que fue dada en el Sinái por el Eterno hace más de 33 siglos permanece viva, y es de obligado cumplimiento:

 No solamente con vuestros padres había concertado Ado-nai este Pacto, sino con nosotros, en Jorev (o Sinái). No sólo con nuestros padres concertó este Pacto, sino también con nosotros, que estamos aquí. [Devarim 5: 2-3]

 La Constitución que el Eterno nos dio, y nos da, es de plena vigencia y totalmente actual, y ¿qué nación grande hay que tiene fueros y leyes, justos, como toda la Torá? , y no se le puede añadir ni quitar nada.

 Devarim 4:6: Guárdalos pues y cúmplelos [estatutos y preceptos], porque en ello residirá vuestra sabiduría ante los ojos de los demás pueblos, que al tener conocimiento de tales estatutos dirán: “Por cierto es un pueblo sabio e inteligente”

 Tanto el cristianismo y el Islam, en su teología de la sustitución, se han apropiado de estas leyes, y al reclamase herederos, implícitamente reconocen la sabiduría de la Torá.

 La Torá es tan vigente que recientemente Ma Young-Sam, el embajador de Corea del Sur en Israel ha informado en marzo de 2011 en Jerusalem que en su país [Corea del Sur] viven 49 millones de personas y todos aprenden Talmud en la escuela “Intentamos entender por qué los judíos son genios y llegamos a la conclusión que es porque estudian el Talmud”. Los docentes nombran al Talmud como “la luz del Conocimiento”.

 Las elites de China, la próximamente primera potencia económica y tecnológica mundial, y también Taiwán, pueblo con una antiquísima y rica cultura, que también destaca por su inteligencia, estudian el Talmud, al que definen el libro de la sabiduría judía. Estas elites intelectuales definen que “el Talmud es el libro del arte de los negocios”, parafraseando “El arte de la Guerra”, de Sun Tzu.

 La explicación que dan los coreanos, chinos y taiwaneses del porqué estudian el Talmud, es que quieren comprender como los judíos tienen tantos premios Nobel, son tan ingeniosos, inteligentes, y en condiciones tan adversas, y concluyen en que están seguros que es porque estudian el Talmud.

 El Eterno afirma que Sus leyes y preceptos son justos , pero lo que nosotros tenemos que hacer es congregarnos, escuchar Su palabra, aprender a temerle todos los días y enseñarla a nuestros hijos.

 Todas las leyes que la humanidad ha ido creando a lo largo de su andadura sobre la tierra han sido cambiadas por los mismos humanos al ver la pérdida de su validez.

 La Torá es para hoy, su vigencia es actual, su legitimidad viene dada por el Eterno,

 Podemos buscar en la historia, en los días pasados desde el inicio de la humanidad, y desde un extremo a otro de la tierra, si ha ocurrido alguna cosa tan grande como las que ocurrieron a nuestros padres, y sobre esta Constitución, la Torá, que es tan vigente, que es admirada por pueblos del Oriente y del occidente, y veremos que no, que la Torá es válida y que jamás será cambiada.

 Ninguna ley ni Constitución humana prohíbe el deseo, la codicia. La Torá, en su décimo mandamiento dice: Y no desees la esposa de tu prójimo, y no codicies la casa de tu prójimo, ni su campo, ni su siervo ni su sierva, ni su buey ni su asno, ni nada de los que es de tu prójimo.

 Las causas de las guerras son la codicia de la riqueza material, de las mujeres y del control ideológico.

 Las promesas sobre el exilio por no cumplir con la Torá, así como el retorno a Israel al volver en Teshuvá se han ido cumpliendo, y se están cumpliendo, hasta que llegará el día de la Redención final.

 El conocimiento no se hereda

 Podemos alegrarnos que coreanos del sur, chinos y taiwaneses vean la Torá como la Luz de la Sabiduría y del Conocimiento, pero nosotros también tenemos que estudiarla, ya que el conocimiento no se hereda; pero no como un conocimiento únicamente intelectual, sino que tenemos que revivir como individuos y como nación en nuestras propias personas y en nuestro pueblo, Am Israel, lo que nuestros padres vivieron.

 Así tendremos vida: Empero vosotros, los que estáis adheridos a Ado-nai vuestro D-s, estáis vivos, todos vosotros hoy. [Devarim 4:5]

 La Torá es para cumplirla, no sólo estudiarla

 Estas leyes y prescripciones [la Torá] no son sólo para estudiarlas, para incrementar el conocimiento, el intelecto, sino para cumplirlas: Y en ese tiempo el Eterno me ordenó que os enseñara Sus leyes y Sus prescripciones, para que las cumpláis en la tierra adonde iréis para poseerla. [Devarim 4:14]

 Pueblos pueden considerar la Torá y el Talmud como bestsellers, pero para nosotros su seguimiento y cumplimiento son la vida, tanto como individuos y como nación.

 Devarim 30:15-16: Mira, oh Israel, que hoy he puesto ante ti la vida y el bien y también la muerte y el mal. Si haces lo que te ordeno hoy andando en los caminos del Eterno tu D-s y cumpliendo Sus mandamientos y preceptos, vivirás y te multiplicarás y te bendecirá el Eterno tu D-s en la tierra adonde vas para heredarla.

 Devarim 30-19-20: Pongo hoy por testigos contra vosotros al cielo y a la tierra, de que os di para escoger entre la vida y la muerte, entre la bendición y la maldición, y os exhorté a escoger la vida , para ti y para tu simiente, amando al Eterno tu D-s, escuchando Su voz y siguiendo Sus caminos, pues Él es tu vida, oh Israel, y la extensión de tus días, para que puedas vivir en paz en la tierra que el Eterno juró tus padres, Abraham, Isaac y Jacob, que les daría.

 Como judíos no sólo tenemos que estudiar la Torá sino obedecerla. Si no la cumplimos, vano es nuestro conocimiento.

 Jeremías 8:8-9: ¿Cómo dicen: “Somos sabios y la Ley del Eterno es con nosotros”? He aquí que verdaderamente en vano ha trabajado la inútil pluma de los escribas. Los sabios están avergonzados, están aterrados y confundidos, por haber desechado la palabra del Eterno. ¿Qué sabiduría hay en ellos?

 Es una obligación de cada judío conocer y cumplir la Torá y enseñarla a sus hijos

 Es un deber de cada padre inculcar el conocimiento de la Torá a sus hijos.

 Y los inculcarás [estos mandamientos] a tus hijos y hablarás de ellos cuando estés en tu casa, cuando viajes, cuando te acuestes y cuando te levantes. [Devarim 6:7]

 Que nuestros actos y nuestras vidas cumplan el mandato de la Torá: D-s es D-s y Rey, y el Pueblo –Am Israel- es Su profeta , Pueblo Santo , Reino de Sacerdotes y gente santa.

 Amen veAmen

———————————–

1) Devarim 4:8: Y ¿qué nación grande hay que tiene fueros y leyes, justos, como toda la Torá esta, que Yo doy ante vosotros el día de hoy”

2) Devarim 4:2: No añadiréis ni quitaréis palabra de cuanto os prescribo, sino que guardaréis los mandatos del Eterno vuestro D-s.

3) Devarim 4:20: A vosotros el Eterno os tomó y sacó del horno de hierro de Egipto para que seáis el pueblo de Su heredad, como lo sois hoy.

El Talmud en Corea. 10 mayo 2011

http://www.kehilatucuman.org.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=244:el-talmud-en-corea&catid=59:del-mundo-judio&Itemid=84

http://www.israelnationalnews.com/News/News.aspx/143192#.TkfaOWGk9L4

http://www.thejc.com/lifestyle/lifestyle-features/48771/why-south-koreans-are-love-judaism

4) China: Selling the Talmud as a Business Guide. Newsweek. December 30, 2010 http://daattorah.blogspot.com/2010/12/china-selling-talmud-as-business-guide.html

http://www.kehilatucuman.org.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=244:el-talmud-en-corea&catid=59:del-mundo-judio&Itemid=84

5) http://blog.dovidgottlieb.com/2011/03/debunking-korean-talmud-story.html

6) Devarim 4:7-8: ¿Qué otro gran pueblo tiene a D-s cada vez que es invocado? ¿Qué otro gran pueblo tiene leyes y preceptos tan justos como los que yo os enseño hoy?

7) Devarim 4:10: … Congrega al pueblo para que escuche Mis palabras y aprenda a temerme todos los días que viva sobre la tierra y para que enseñe Mis leyes a sus hijos.

8) Devarim 4:32: Pues pregunta ahora por los días pretéritos, los que te han precedido, desde el día en que hubo creado Elo-hím, hombre sobre la tierra, y desde un extremo de los cielos hasta el confín del firmamento: ¿acaso ha ocurrido como la cosa magna esta, o acaso se ha oído como ello?

9) Proverbios 15:33: el temor del Eterno es la instrucción de la sabiduría

10) Bemidvar 11:29: pero Moshé le respondió: “¿Acaso tienes celos por mí? ¡Quiera D-s que todo el pueblo del Eterno profetizara y que Él les inspire!”

11) Vayicrá 20:26: Y seréis santos para Mi, porque Yo, el Eterno, santo soy, y os he escogido entre los pueblos para que seáis Míos.

12) Shemot 19:6: Y seréis para Mi un reino de sacerdotes y un pueblo santo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s